Regístrate Inicia Sesión

La J es por Justicia.

Somos un hogar político para los Latinxs y Chicanxs en busca de justicia racial, económica, de género, y climática. Hemos crecido escuchando que, para salir adelante, tenemos que trabajar duro y no hacer muchas preguntas. Nosotros creemos lo opuesto: mantenemos la cabeza en alto y nos hacemos escuchar. Mijente concentra nuestro poder colectivo a través de campañas, une a nuestra gente a través de una amplia red nacional, y sirve como centro de cultura, aprendizaje, y abogacía.

Nuestros Principios de Unidad.

Nuestros Principios de Unidad.

Somos gente Latinx y Chicanx que forma parte de diferentes movimientos de justicia y autodeterminación para todxs.

Somos gente Latinx y Chicanx que forma parte de diferentes movimientos de justicia y autodeterminación para todxs.

Somos pro-Negrxs, pro-indígena, pro-trabajadorxs, pro-mujer, pro-lesbianas, gay, bisexuales, trans y queer, pro-migrante, de todo. Porque poseemos todas estas identidades y porque unirse en contra de la opresión compartida es fundamental para lograr nuestra visión de cambio. No podemos sostenernos y prosperar en aislamiento o dentro de movimientos que exilian a ciertas partes de nuestra comunidad o que esperan que escondamos quiénes somos para poder participar. Somos gente Latinx y Chicanx que quiere ver prosperar a toda nuestra comunidad, unida por medio de una concientización compartida de los retos que enfrentamos y una necesidad profunda del co-desarrollo y la hermandad a través de las identidades, las generaciones, los idiomas y los lugares.

Creemos que un cambio transformador requiere más de nosotros, no solo a más de nosotros.

Creemos que un cambio transformador requiere más de nosotros, no solo a más de nosotros.

Muchos predicen que, un cambio demográfico vinculado al crecimiento de la comunidad Latinx y Chicanx, provocará un cambio progresista en los Estados Unidos. Pero en Mijente sabemos que la demografía no determina nuestro destino. Creemos que el cambio transformador que necesitamos no es un hecho y viene amenazado por factores externos e internos. La gente Latinx y Chicanx debe organizar, desencadenar, sostener y fomentar los distintos movimientos sociales para asegurar un cambio transformador y combatir las maneras en que se reprime a nuestra comunidad. Entendemos que nuestra liberación está vinculada a la liberación negra, la soberanía indígena, la justicia económica y climática, y otros movimientos de liberación.

Estamos creando un espacio de liderazgo responsable, transparente, y que se mantenga en desarrollo constante.

Estamos creando un espacio de liderazgo responsable, transparente, y que se mantenga en desarrollo constante.

Por demasiado tiempo, muchas de las personas que alegan ser líderes de la comunidad Latina y Chicana, se han beneficiado a sí mismas. Han optado por el egoísmo en vez de demostrar valentía y trabajar al servicio de la comunidad que tanto lo necesita. Este problema se ve a menudo en los líderes electos, pero estas dinámicas no se limitan solamente a los puestos políticos. Cuando nuestrxs líderes comunitarios son irresponsables, no comparten información esencial, y/o se cierran a que otros miembrxs de la comunidad también contribuyan, vamos perdiendo confianza. Necesitamos más líderes, no menos. Y aprovechar todas las formas de liderazgo que nuestra gente contribuye al trabajo por la justicia. Nos esforzamos para crear un espacio lleno de líderes, en el cual se comparten los recursos, información, y responsabilidades, y donde prima escucharse los unos a los otros para implementar las sugerencias. Creemos firmemente que Mijente debe mantenerse como un espacio en constante evolución en el cual todos los líderes (nuevos y veteranos) se desarrollan conjuntamente.

Organizamos a las personas, tecnología y recursos para conseguir los bienes que necesitamos.

Organizamos a las personas, tecnología y recursos para conseguir los bienes que necesitamos.

Nuestro enfoque de base para crear el cambio se define a través de la organización comunitaria, uniendo a la gente, y sosteniendo esfuerzos colectivos. A veces, sin embargo, en el proceso es natural que nos resistamos a muchos cambios. No podemos negar que la tecnología ha impactado profundamente cómo y con quién nos podemos comunicar, conectar o colaborar. Como resultado, la forma en la que seguimos luchando por un cambio radical también debe evolucionar.

Creemos que nuestras comunidades y esfuerzos de movilización pueden, y deben, utilizar las nuevas posibilidades de la tecnología, sin perder nunca el poder de las conexiones que se dan cara a cara. Creemos que podemos, y debemos, investigar e innovar para encontrar la mejor manera de alcanzar nuestras metas. Estamos dispuestxs a experimentar con distintas formas de colaboración y generar recursos más allá de la filantropía. Necesitamos albergar y alimentar nuestro poder colectivo organizándonos en las redes, en línea, y en la vida real. Debemos seguir creando espacios físicos y digitales para que la gente Latinx y Chicanx se conecte y construya entre sí.

Nuestra lealtad es hacia nuestro objetivo de lograr el buen vivir, y no hacia ninguna táctica, estrategia o dogma en particular.

Nuestra lealtad es hacia nuestro objetivo de lograr el buen vivir, y no hacia ninguna táctica, estrategia o dogma en particular.

Nuestra meta como organización no es tener la razón o aparecer como el grupo de personas más comprometidxs. Si entendemos que nuestros problemas son arraigados al sistema, también tenemos que reconocer que esos sistemas son complejos y van cambiando constantemente. Existen, también, muchos caminos hacia la victoria que van cambiando. Por eso, nosotrxs tenemos que mantenernos alertas y luchar constantemente por el poder en todos los frentes. Nosotrxs construimos el poder y lo desafiamos a través del trabajo que se realiza fuera, en contra y desde adentro del estado. Con ese espíritu, reconocemos que todxs nosotrxs nos encontramos viviendo y trabajando desde estos sistemas complejos y tenemos diferentes talentos y maneras de aportar a nuestrx movimiento social. Tanto a nivel individual como organizacional, seguiremos contribuyendo a nuestra estrategia de múltiples enfoques trabajando en diferentes campos, especializaciones, y organizaciones.

No descartamos a ningunx de lxs nuestrxs.

No descartamos a ningunx de lxs nuestrxs.

La palabra “familia” alberga un significado importante que a veces también puede ser doloroso. Nosotrxs no lo tomamos a la ligera y nuestras experiencias nos demuestran que ser una familia puede ser también complicado. Tanto familias de sangre como las familias que elegimos, requieren trabajo en el proceso. Habrán siempre errores y oportunidades crecimiento, lo cual siempre deja un impacto. Todxs somos capaces de causar daño y vulnerables a ser lastimadxs. El conflicto es inevitable y necesario para preservar un diálogo sincero y unión respetando las diferencias. Creemos que, al desarrollar espacios que puedan tolerar desacuerdos, podemos lograr una mayor responsabilidad, resistencia y antifragilidad como conjunto. Por ello, no toleramos las críticas cuyo objetivo es avergonzar, desacreditar y exiliar al otrx, y tampoco entramos en juegos olímpicos con la opresión. Pero esto también significa que no permitimos que las cosas se propaguen internamente. El estado nos ha robado la habilidad de transformar el conflicto en situaciones positivas y sostener relaciones entre nosotrxs en la faz de los problemas intracomunitarios. Por eso creemos que una lucha basada en principios firmes es esencial para mantener nuestra capacidad de autogestión, independencia, y visión a largo plazo.

Reconocemos y valoramos que parte del trabajo es recuperarse, desaprender y recordar.

Reconocemos y valoramos que parte del trabajo es recuperarse, desaprender y recordar.

Vivimos con la complejidad del presente y con lo que hemos heredado. Como todas las personas que algún momento fueron colonizadas, guardamos la doble conciencia de lo que nos han dicho, contrariamente a lo que sabemos que es cierto. La colonización nos ha obligado, a lxs Latinxs y Chicanxs, a acatar valores que van en contra de nuestros propios intereses y, por generaciones, ha fragmentado nuestra identidad. A nuestras futuras generaciones, les debemos hacer un trabajo íntegro de sanación y bienestar colectivo. Parte de este trabajo es desaprender las mentiras que nos han contado, recordar quién es nuestra gente y de dónde venimos, y vivir con el legado del amor radical, la resistencia y la resiliencia de nuestrxs antepasadxs.

Nuestras Raíces.

Se estima que la población Latinx se duplicará dentro de las siguientes dos décadas, y con ello nuestro poder e influencia. Pero sabemos que no podemos darlo por sentado porque, en paralelo al crecimiento de nuestra comunidad, aún prevalece la criminalización de nuestra gente, la falta de acceso a educación de calidad, la erosión de gobierno y democracia, la marginalización de la gente común, la destrucción del planeta, y una economía que sigue decayendo. Es cada vez más difícil encontrar trabajo estable, acceder a educación de calidad sin deudas, o simplemente recibir ayuda cuando las cosas se ponen más difíciles. Y, como la comunidad que alberga el mayor número de jóvenes, nos toca enfrentarnos también al impacto negativo del cambio climático.


Sin embargo, independientemente de los obstáculos a los que nos enfrentamos, gozamos de abundancia en nuestra comunidad. Muchxs Latinxs en este país ya están involucrados en diferentes facetas del movimiento progresivo social. Somos estrategas, creadores mediáticos, trabajadores culturales, movilizadores, escritores, constructores, teóricos, y muchos más que quisieran involucrarse pero no saben por dónde empezar. En muchos aspectos estamos esparcidos y necesitamos un trabajo arduo de integración. Este es el problema que estamos tratando de resolver.


Mijente nació en el año 2015, luego de la campaña #Not1MoreDeportation, en reconocimiento a la necesidad de un movimiento social más amplio que albergue todos los problemas y amenazas en contra de nuestra comunidad Latinx. De manera conveniente, por mucho tiempo hemos sido asociados a un bloque político que solamente se preocupa por el tema de inmigración. Y, para agregar insulto a nuestra herida, nuestro tiempo ha visto una regresión en políticas a favor de derechos de los inmigrantes. En vez de progreso, nuestro futuro es un pieza en un juego político.


Como dice el dicho: si no estás en la mesa, estás en el menú - o esperan que recojas, cocines y sirvas la cena. Creemos que el cambio que necesitamos no va a suceder si no hacemos algo al respecto. Nosotros tenemos que generar ese cambio y, para ello, tenemos que seguir movilizándonos y organizándonos. Tenemos que convertirnos en las personas que hacen que las cosas pasen, y dejar de ser aquellas a las que cosas les pasan. En Mijente, no venimos de rodillas. Queremos sentir orgullo y confianza en la habilidad de nuestra comunidad para dejar de sobrevivir y empezar a brillar y generar verdadero cambio tangible.

Nuestra Gente.

Nuestros líderes no son solo pro-latinx, sino también pro-mujer, pro-trans, pro-queer, pro-trabajador, pro-negro, pro-indígena, pro-tierra ... porque nuestra comunidad es todo eso y más.


Somos personas latinx y chicanx de varias generaciónes (¡bebés y mayores presente!) y por todo el país que creemos en poner el pueblo primero. Desde nuestras escuelas y vecindarios hasta los centros de detención y prisiones, desde el servicio civil hasta las cooperativas de trabajadores, nos organizamos donde sea que esté nuestra gente.


Trabajamos duro, jugamos duro y traemos nuestro sazón a todo lo que hacemos. Con nuestras culturas, centramos las alegrías, las luchas y la abundancia de nuestra comunidad. Con nuestra gente, sanamos y construimos.

“Me involucré en esta línea de trabajo porque estamos siendo atacados. Comunidades inmigrantes, comunidades trans, comunidades vulnerables están siendo atacadas. Por el gobierno y, especialmente, por la administración actual. Y, la mejor manera de luchar contra el abuso, es encontrando un propósito entre nosotrxs mismxs. Ayudándonos lxs unxs a lxs otrxs.”

ISA NOYOLA

Líder nacional del movimiento por los derechos de los inmigrantes LGBTQ y Directora Adjunta de Mijente.

“Me involucré en esta línea de trabajo porque estamos siendo atacados. Comunidades inmigrantes, comunidades trans, comunidades vulnerables están siendo atacadas. Por el gobierno y, especialmente, por la administración actual. Y, la mejor manera de luchar contra el abuso, es encontrando un propósito entre nosotrxs mismxs. Ayudándonos lxs unxs a lxs otrxs.”

ISA NOYOLA

Líder nacional del movimiento por los derechos de los inmigrantes LGBTQ y Directora Adjunta de Mijente.

Nuestro equipo en Mijente

MARISA FRANCO

Directora Ejecutiva

ISA NOYOLA

Directora Adjunta

RODRIGO PAREDES

Director Gerente

TANIA UNZUETA CARRASCO

Directora Política

AMANDA BARNES

Directora de Comunicaciones Digitales

NIKKI MARIN BAENA

Directora de Finanzas y Desarrollo Económico

PRISCILLA GONZÁLEZ

Directora de Campañas

JACINTA GONZÁLEZ

Organizadora de Campañas Senior

MIA ARREGUÍN

Directora de Comunicaciones Estratégicas

SALEM ACUÑA VÁZQUEZ

Director de Membresía

SOFÍA CAMPOS

Directora de Reclutamiento

CARLA GONZÁLEZ

Coordinadora de Operaciones

ARIANNA GENIS

Directora del Estado de Carolina del Norte

TOMÁS GARDUÑO

Director de Campo

Nuestro Trabajo.

Nuestra trayectoria en organización política nos ha enseñado que nadie va a venir a salvarnos. Nos transformamos a nosotros mismos para salvarnos a nosotros mismos, y lxs unxs a lxs otrxs.


Vemos una gran necesidad de desplazarnos tan rápido como la vida avanza en estos tiempos. Necesitamos organizaciones que están formadas para ser ágiles y flexibles, que se adaptan y experimentan más de lo que predicen y pronostican. Por eso, decimos que Mijente es una formación híbrida, un centro de actividad, una colmena de abejas, en parte digital y en parte el mero juego de organización de batalla. Buscamos relacionarnos e interactuar con personas en múltiples niveles, desde en línea hacia las calles, en sociedad y a través de colaboraciones.


Creemos que nuestro mejor chance para ganar es a través de la constante organización con nuestra gente, en luchas electorales, acción directa y digitalmente. Hemos sido testigxs de conexiones mágicas que surgen cuando compartimos un espacio, por lo que siempre mantendremos un pie en el suelo a través de eventos, círculos locales y clanes, y organizaciones asociadas. Pero tampoco creemos que la ubicación o territorio es una restricción, así que hemos expandido nuestras raíces a las calles del internet.


Somos lxs primerxs en responder cuando unx o varixs miembrxs de nuestra comunidad están siendo atacados. Trabajamos arduamente para reducir el daño mientras permanecemos alertas a cualquier oportunidad de tirar una puñalada al establecimiento (específicamente atacando la opresión sistemática al desenmascarar malos políticos o corporaciones).


Creemos que nuestra gente no puede tolerar cuatro años más de desesperación, miedo, y los efectos de la creciente criminalización sistemática. Nuestro plan de ataque es ganar en la urna electoral movilizando a los votantes Latinx contra Trump. Dicen que hierba mala nunca muere, así que echemos la hierba mala fuera de la Casa Blanca.


Cuando decimos que somos un hogar político, nos referimos a un espacio de conexión, para tomar pausas juntxs, y donde podemos afinar nuestras estrategias y co-conspirar en nuestra propia comunidad y en comunidad con otrxs.

“Un hogar político alberga la promesa de un ambiente cálido al cual podemos llegar después del frío, un lugar donde podemos sentarnos con tranquilidad y salir renovados, listxs para seguir luchando por un futuro mejor, para nosotrxs y por nosotrxs.”

Marisa Franco

Co-Fundadora de Mijente

Suscríbete para mantenerte informadx.

Paid for in part by Mijente PAC, 734 W Polk St., Phoenix, AZ 85007, not authorized by any candidate or candidate’s committee.