Join Login

November 20th, 2020

NUESTRAS FLORES MIENTRAS ESTAMOS AQUÍ: Las personas trans reflexionan sobre el Día del Recuerdo Trans y más allá

Las comunidades trans de todo el mundo han tenido que hacer el trabajo de conservar su propia memoria durante mucho tiempo. Noviembre es el mes de la Conciencia Trans y hoy, 20 de noviembre como último día de la semana de la #concienciatrans, observamos el Día del Recuerdo o Remembranza Trans (DRT). En conmemoración de este mes y DRT en particular, hablamos con artistas, organizadores, archivistas, trabajadoras sexuales y educadores trans a través de Abya Yala.

Odalys Elizabeth Cayambe Bustamante and members of Vivir Libre, Ecuador.

HISTORIA

El dia de la Remembranza Trans comenzó en 1999 por una activista transgénero llamada Gwendolyn Ann Smith. Empezó como una vigilia en honor a otra mujer trans que fue asesinada en Allston, Massachusetts en 1998. Su nombre era Rita Hester. “La prensa cubrió su muerte como la muerte de un hombre y no usaron su nombre, sino su nombre legal [muerto]”, dice Cecilia Gentili, (42) activista de derechos transgénero y narradora nacida en Argentina y radicada en Nueva York. 

Gwendolyn inició un sitio web llamado Remembering Our Dead, que conmemoraba a las personas que habían muerto como resultado directo de la violencia de género. La lista ahora vive en el sitio web de Trans Day of Remembrance.

Cecilia, también conocida por su papel icónico como Miss Orlando en la serie POSE, comparte que cuando era niña era muy cuir. “Mi mamá me dice que a los tres años, tres años y medio, le dije que yo no era un nene. No le dije que yo era una nena. Le dije que no era un nene.”

Cecilia Gentili, photo by Serena Jara, New York.

Cuando tenía cinco años en el jardín de infancia, tuvieron que llamarla a una reunión y explicarle que no podía usar el baño de niñas. Cecilia relata, “Y yo le dije ‘pero por qué?’ y me dicen ‘porque vos no sos una niña’. Y yo dije ‘pero como que no soy una niña?’ y bueno, me mostraron fotos y todo. Y creo que en ese momento fue cuando la primera vez que yo aprendí a negociar con el resto de la sociedad y dije bueno, si quieren vaya al baño de los varones, voy al baño de los varones.” Se ríe, “a veces me divertía en el baño de los varones”.

Como personas trans, la memoria, la disidencia, el rechazo y la acción por nuestra comunidad son cosas que nos atraviesan todos los días desde la infancia, no solo una vez al año.

“Se siente como si estos días [El dia de la Memoría Trans, el dia de la Acción Trans…] existen para recordarle a las personas cis que estamos aquí, que existimos. Porque como persona trans, mi comunidad trans está en mi cabeza en todo momento,” dice Librada Gonzales Fernandez, una mujer trans, archivista independiente creadora de Cubane Cuir y pájara Cubana que actualmente vive entre Hialeah y Brooklyn. “Es lo que me cautiva cuando estoy investigando.”

Las personas cisgénero tienen algo de morbosidad en estos días. “me parece que les encanta escuchar historias de dolor, de pésame, de desarraigo y de violencia”, comparte Cecilia. Para ella, es importante hacer un esfuerzo en este día para recordar que nuestra comunidad es “resistente, fuerte, única, muy unida y generosa”. Si bien se toma el tiempo para hablar sobre el dolor de perder a tantas personas en la comunidad a causa de la transfobia, también se toma el tiempo para hablar sobre la belleza de la comunidad.

REMEMBRANZA

“Cada vida, cada muerte significa un paso de resistencia, un paso de lucha para nuestra libertad, es por ello que es importante recordarlas”, dice Santiago Balvin Gutiérrez (31), activista transmasculino no binarie radicado en Huancayo, Perú y parte del colectivo No Tengo Nombre. “Porque su vida significó para otras personas trans, un espacio de ser reconocides, de ser comprendides, de encontrar encajar en un mundo que no nos permite ser.”

En Perú, cuando una persona trans muere, nunca hay justicia por su muerte. Incluso en la muerte, el nombre y los pronombres de la persona a menudo no se respetan, especialmente si es noticia y, muchas veces, por miembros de su familia.

“Me parece crucial tener memoria de quienes eran ellas, porque a las personas trans se les asesina de manera impune, se les asesina y no existe una justicia para ellas, no existe reparación para sus muertes”, dice Santiago. “Una hermana muere y se queda en el olvido, hace una semana Shisha una compañera trans de Huancayo murió y como otras compañeras trans de Huancayo que murieron como Sandy o Denisse, ahora sus muertes no han tenido justicia, no se ha hecho nada para encontrar a los culpables. La justicia no solamente será para ellas sino para todes.”

Desde México hablamos con Lia, que es una Sirena. “Cuando digo que soy Sirena me refiero a que mi voz es el centro de mi existencia. Mi voz que habla, suena y grita para exigir justicia en este país tan lleno de dolor, desolación y olvido: Mexico”, dice.

Lia tiene 31 años y nació y se crió en México. “El agua todo me lo da porque el mar todo lo trae y todo se lo lleva, esa es mi conexión con la memoria trans”, dice. “Un mar lleno de nombres, de vidas y voces convertidas en eco – memoria de todxs lxs nuestrxs que aún sin cuerpo, son vida porque les recordamos y viven en nosotrxs”.

Lia, photo by Kanllo, Mexico.

Las personas trans siempre han estado a la vanguardia de los movimientos. Desde movimientos antirracistas, antifascistas y por supuesto, LGBTQIA; y, sin embargo, rara vez ha habido reconocimiento por sus legados y ciertamente no se les han brindado las mismas oportunidades que nacieron de estas luchas como las que tienen las personas cis LGBTIA en todo el mundo. En Ecuador, la historia es similar.

“Las personas trans, las personas no conformes de género fueron quienes principalmente pusieron la cara, la cuerpa, los rostros ahí pará que acá se derogue el inciso 1 del artículo 516 que penalizada la homosexualidad con 4 a 8 años de cárcel”, dice Víctor García (25), una persona marica no binarie siempre en resistencia y parte de Guayaqueer, una plataforma artística y activista cuir con sede en Guayaquil, Ecuador. “Y eran quienes sufrían más vejámenes, quienes las desaparecían, les mataban, les torturaban y tiraban a los ríos”.

La homosexualidad fue despenalizada en 1997, pero hubo crímenes de lesa humanidad que ocurrieron mientras las personas trans continuaban luchando. Víctor nos dice que también fueron las personas trans quienes lograron articularse como las primeras organizaciones colectivas y comunitarias para mujeres trans y trabajadoras sexuales.

“Cuando pienso en la memoria trans, pienso en ese camino que se recorrió. Pienso en el sufrimiento, pienso en las victorias. Pienso en la comunidad”, nos dice.

También hablamos con Odalys Elizabeth Cayambe Bustamante, una mujer trans que promueve los derechos en defensa de las personas trans LGBTI a través de su organización, Vivir Libres en Ecuador. “¿Cómo me conecto con la memoria desde la misma memoria? Porque yo soy víctima, yo soy víctima de los noventa, yo tengo cuarenta años, ejerzo el trabajo sexual desde que tengo once años”.

Odalys vivió toda la discriminación ante la despenalización. “Yo soy una mujer que fui a la cárcel desde que tengo 12 años, sin importar en mi niñez por ejercer el trabajo sexual, por ser mujer trans. Por vivir en un espacio que la sociedad consideraba que no era propio y no era mío”.

Como archivista de historias cuir, Librada experimenta una variedad de emociones al encontrarse con las historias de les cubanes cuir. “Creo que el recuerdo tiene un significado específico en la interpretación o reinterpretación más bien. ¿Cómo las personas cuir en el pasado nos piden que tomemos sus historias, especialmente las personas trans, cómo nos piden que tomemos sus historias y las veamos por primera vez a través de una lente trans?”

Librada at the Queer Liberation March, 2019, New York.

Muchas de las historias que Librada ha encontrado en su investigación de la Historia Cuir de Cuba, han sido codificadas como historias sobre hombres homosexuales y no sobre mujeres trans. “Y esa es la parte en la que lloro, y la parte en la que me río es porque finalmente encontré mi comunidad, a través de algún tipo de conexión temporal”, dice. “Me estoy conectando con la gente cuir cubana a través del espacio y el tiempo a través de la gente que está en la isla. Y también a través de personas que ya no están aquí con nosotres, que están en el pasado y con quienes siento un fuerte sentido de comunidad”.

ACCIONES

“Lo veo como un día lleno de amor”, dice Joanna Cifredo, una mujer trans organizadora de 33 años, comediante y visionaria líder detrás de Camp Albizu que tiene su sede en Bayamón, Puerto Rico.

Joanna Cifredo, Puerto Rico.

“Es un día donde mi familia trans se reúne. Aunque es un día de luto, ese amor que yo siento por mis hermanas es lo que llena mi alma y me sostiene y me mantiene en la lucha”.

En Nueva York, Cecilia comparte que hay muchos eventos virtuales. Ella asistirá personalmente a 3 eventos virtuales durante el día e irá a un evento socialmente distanciado en persona en el Bronx llamado “Conversaciones valientes: Día del recuerdo de las personas trans”, con BAADBronx. “Y luego, voy a volver a casa y me voy a dar un baño caliente con mis velas y mis cositas, y tal vez un poco de vino con un Xanax y relajarme”.

Hoy también es una oportunidad para celebrar vidas, nos dice. “Danos nuestras flores cuando estemos vivas. Cuando esté muerta no podré olerlas porque ya estoy muerta … Ahora es cuando podré disfrutarlas ”, dice Cecilia.

Una de las cosas que le gusta siempre hacer es enviar flores a sus amigas, especialmente a sus amigas trans Negras. En Estados Unidos, la gran mayoría de los asesinatos de personas trans han sido de mujeres trans Negras. Según Cecilia, solo este año en EE.UU. han habido 34 asesinatos de personas trans de los cuales que conocemos.

Ella dice que no es una coincidencia que las mujeres trans Negras sean las más afectadas. “Porque no es solo transfobia, es una mezcla de tres intersecciones que son transfobia, misoginia y racismo”, dice. “El odio a la libertad que experimentó esta persona experimentó cuando decidió hacer su transición”.

De igual forma en Argentina, más allá del progreso, el establecimiento del cupo laboral del 1% para trabajadores trans en puestos de servicio civil, la violencia continúa. Hubo 69 crímenes de odio en solo la primera mitad de este año, 32 de los cuales fueron asesinatos cometidos tanto por civiles como por fuerzas estatales. Cecilia comparte que la mayoría de estos asesinatos son de mujeres trans indígenas como las mujeres Tova y mujeres migrantes de regiones andinas de América del Sur como Bolivia y Perú.

Santiago Balvin Gutierrez, Peru. 

En Perú, Santiago está organizando un evento virtual llamado NO PODRAN OLVIDARNOS, que estará en vivo a las 4 pm EST en la página de Facebook de Chola Contravisual. En este conversatorio participaran compañeras, compañeros y compañeres trans de distintas regiones de Perú como Cusco, Arequipa, Huancayo, Ica, Trujillo y Lima. Otras acciones que se vienen haciendo es poder pegar afiches con los rostros de las personas asesinadas y ponerlos en espacios públicos.

“Las personas trans son luchadoras y resilientes, mucho de ello por resistir en un mundo que no nos quiere ver vives”, dice Santiago. “Es así que seguir existiendo significa decirle a este Cis-tema que no podrá con nosotres, que seguiremos aquí amándonos y recordándonos, que nuestra motivación esta en destruir y transgredir lo que nos impusieron”.

En Ecuador, Odalys está organizando la Primera Marcha Nacional Trans con el apoyo de Víctor de Guayaqueer y otras organizaciones. Odalys nos dice que la marcha trans es una iniciativa que proviene de personas trans dentro del sistema penitenciario, y que han estado planeando durante más de un año con su organización, Vivir Libre.

“Ya comenzamos a darnos cuenta de que el tema del Orgullo LGBTI se perdió en su totalidad”, dice Odalys. “O sea, el tema del orgullo LGBTI a nivel mundial es un “pride” que solamente visibiliza las marcas, dueño de discotecas… Nos olvidamos de Stonewall, nos olvidamos de la verdadera remembranza. Nos olvidamos que hace 51 años en Nueva York no se estaba peleando eso. Se estaba peleando un derecho, una garantía de vida”.

Posters for the First National Trans March in Ecuador by Guayaqueer.

Para Lia y Librada, es un día para pasar también reunidas con sus seres queridos. “La primera acción sucede en el corazón, porque recordamos con el corazón antes que con la mente”, dice Lia. “Mexico es el segundo país en Abya Yala en Matar a más personas trans. La remembranza es cotidiana pero hoy es un día aún más especial, de acción directa: protestas virtuales y callejeras para gritar La justicia y nombrar a lxs nuestrxs: Alessa, Paola, Itzel, ItzaYana, Patricia, Carmen, Raúl, Cheva, Lorena, Fernando, diva, Tiney y más y más nombres”.

En Hialeah, donde Librada ha sido empujada a regresar a la casa de su familia debido a la pandemia, no ha habido muchos eventos, aunque ayer asistió a un evento virtual, no cree que deba limitarse a un día al año. “Creo que deberíamos organizarnos constantemente para recordar a las personas trans, para resguardar a las personas trans, para recordar el legado de las personas trans en nuestra historia, especialmente en la cultura”, dice. “Entonces, ¿cuáles son los eventos que están sucediendo? Los mismos eventos que ocurren todos los días; mi comunidad y mis amigues con quienes salgo, personas trans que me apoyan y a quienes yo apoyo, es mi comunidad, la que siempre está ahí, no la gente que viene una vez al año”.

RABIA

“Pienso en mí como una persona joven que revisa el pasado y se da cuenta de todo lo que no había de lo mal que la han pasado personas que realmente nos han ayudado”, dice Víctor. Dice que es como si el recuerdo de esas personas, las personas LGBTQ que ya no están con nosotros, estuviera dentro de nosotros. “Las sentimos cuando nos insultan, lo sentimos cuando nos gritan. Esta carga emocional que llevamos está dentro de nosotras”.

A pesar de estas situaciones, las comunidades trans todavía han luchado por la autodeterminación, para crear comunidades en Abya Yala. Hoy, durante la Marcha Nacional en Ecuador, Víctor y sus amigos han construido una mini iglesia y una mini fiscalía que planean quemar en público.

Victor Garcia, photo by Sara Donoso, member of Guayaqueer, Ecuador.

“Entonces es como una rabia, transformadora. No es una rabia como la rabia del machismo que sólo destruye. Es una rabia feminista que te ayuda”, comparte Víctor. Tiene un amigo que dice: “Es como una rabia que ayuda a derribar paredes y no ha cavar huecos donde las otras personas pueden caer”.

La rabia hay que demostrarla. Cecilia grita sola cuando está en su casa, “le grito a nadie,” dice, “o al televisor le gritó”. A menudo se pregunta a sí misma, ¿qué hago con toda esta rabia y dolor que tengo por dentro? “La rabia, mientras te mueva y mientras voz muevas a la rabia desde adentro hacia afuera puede ser una cosa bien constructiva.”, nos dice.

Para Lia es importante transformar su rabia en ternura radical, porque cree que la violencia debe transgredirse con afecto. “El afecto que nos negaron, que nos quitaron y que nos dolió tanto”, dice.

Y para Santiago, su rabia solía ser tristeza. “Mi tristeza se convirtió en rabia”. Las personas trans están en modo de supervivencia constante y Santiago usa la rabia ahora para sobrevivir. “La rabia es vivir frente a un mundo que nos quiere muertes”, dice.

SUEÑOS

Joanna: “Yo sueño un futuro donde personas trans estamos ocupando espacios de poder, que estamos tomando decisiones. Porque yo creo que el futuro es no binarie, el futuro es trans y yo siento que hay una revolución ocurriendo en la humanidad. Osea las mariconas se están levantando en todas partes. Y siento una energía femme fuerte, una energía trans femme.”

Odalys Elizabeth Cayambe Bustamante, photo by Vivir Libres, Ecuador.

Odalys: “¿Qué sueño? ¡Ay Dios! Sueño estar en un cargo público. Yo voy a luchar hasta lo último por mi gente porque se cumpla una garantía de ley. Yo no quiero que pase, ya no quiero que pase nada de lo que a mí me pasó. Y si yo creo que como yo lo digo, si en algún momento yo actué de una mala forma de la vida, es por toda la vida que yo llevé de calle y eso a mí nadie me lo puede culpar, nadie. Pero todos tenemos derecho a una segunda oportunidad y yo la pedí. Y la sociedad me culpó y se la pague. Entonces, de cualquier espacio, lo que yo aspiro y quiero para mis compañeras, las trabajadoras sexuales de la calle, una regularización como hay allá en Colombia, en la calle para trabajadoras sexuales, que haga una regularización y ampare la violencia. Tengo que luchar hasta lo último por las trabajadoras sexuales.Tengo que buscar educación para que la nueva generación comience a educarse. Y sobre todo, que sean honestas en su verdad y en sus principios”.

Santiago: “El futuro que sueño para mi es poder seguir compartiendo y expandiendo el sentimiento de no quedarnos callades frente a la violencia. Es seguir esparciendo la importancia de nosotres mismes, de no quedarnos callades ni conformes con lo que nos toca vivir por ser personas trans. Me gustaría que en un futuro podamos seguir organizándonos juntes para resistir, que seamos más en esta lucha, que la precariedad no sea algo que nos impida ser, vivir, sino que nos una para resistir a esta. Que estar en el margen sea nuestra forma de resistencia y transgresión, desde ahí quemar cualquier forma de opresión, desde ahí, buscar nuestra felicidad, entre nosotras. Algunas veces creo que no podremos con algo tan grande como estas estructuras, pero sí que podemos destruir parte de ellas. Yo no sé si veré un cambio para nosotres, pero se que estamos construyendo ese camino para quienes siguen, para que otras personas trans puedan alzarse frente al contexto injusto que les toca ”.

Víctor: “Primero, el Estado de Ecuador debe pedir perdón, es necesario que el Estado pida perdón y le dé reparaciones a las personas trans que están poco a poco desapareciendo sin llevarse nada, ni reconocimiento ni nada. Es como que ya es hora que exista este perdón histórico. Que existan calles, plazas, monumentos con nombres de personas trans importantes para que todas las personas de la sociedad sepan que las personas trans también hacen parte de nosotros, de nuestra ciudad, de nuestro tejido social, de nuestra cultura, de nuestro contexto. También envía un mensaje a las nuevas generaciones futuras del presente de que se las está tomando en cuenta, no porque nos importe la opinión del Estado ni nada, sino porque es muy significativo. Veo el futuro como un futuro inclusivo e interseccional, donde todos simplemente nos desarrollamos y hacemos nuestro mejor esfuerzo. Por un bien común, porque las personas trans son capaces de todo, de estudiar, de trabajar, de mostrarse como realmente son ”.

Librada: “Un futuro en el que las personas trans no son solo fenómenos para estudiar, sino que se les brinda la humanidad que las personas cis tienen todos los días. No quiero que las personas trans sean solo parte de una infografía o un apodo para las personas que ejercen la justicia social en las redes sociales. Quiero que podamos acceder a la vivienda, que podamos acceder a los derechos humanos básicos. Pido que la comunidad cis y nuestros aliados confíen en nosotres para contar nuestras historias. Confíen en nosotres para exigir lo que necesitamos. Confíen en nosotres para liderar el camino y el camino hacia nuestra propia liberación. Dejar de contar nuestras historias como si entendieran todo sobre ser trans, que dejen de crear infraestructura y leyes para las personas trans con un enfoque tan paternalista, que nos dejen liderar el camino. Hablemos por nosotres mismes. Y la liberación de las personas trans está intrínsecamente ligada a la liberación de las personas Negros, los pueblos originarios, las personas racializadas, las personas discapacitadas, las trabajadoras sexuales, etc. Las personas trans han tenido que recordar sus propias historias durante mucho tiempo. Nosotres somos les que vamos a preservar las historias de las generaciones pasadas y las luchas de las generaciones pasadas y debemos confiar en que el futuro hará lo mismo con nosotres. Siempre hemos estado salvaguardando nuestros propios legados, por eso tenemos que trabajar en comunidades. Porque nuestras propias comunidades son quienes nos proyectarán hacia el futuro. Y en este día de TDOR hago espacio para las personas trans que históricamente no han tenido los recursos que merecen para prosperar. Para que podamos recuperar las historias cuir y reinterpretarlas a través de nuestras propias sensibilidades trans y que se haga lo mismo por nosotros “.

Cecilia and friends from Transgrediendo, New York.

Cecilia: “Yo sueño con seguridad. Y la seguridad es distinta para todes. Todes tenemos distintas ideas de seguridad. Por ejemplo, para mi seguridad es caminar tranquila en la calle sin que nadie me moleste, ni me diga nada. Seguridad significa una casa para otra gente. Seguridad significa una entrada de dinero para otra gente. Seguridad significa una relación saludable. Todos, todes tenemos distintas ideas de seguridad, pero la mayoría de las personas en mi vida transgéneros y cuir nunca han experimentado una sensación ideal de seguridad. Muches de nosotres no hemos conocido cómo se siente sentirse segures. Y es algo que todo el mundo tendría que tener la oportunidad de experimentar y de mantenerlo durante toda su vida. Pero la mayoría de nosotres, nunca la conocimos y estamos acostumbrados a vivir sin seguridad. A veces yo no pienso en estar feliz. Pero siempre pienso en estar segura y yo creo que cuando una, en mi caso, cuando yo me siento segura es cuando más feliz me siento. Entonces yo nunca pido felicidad. Siempre pido seguridad. Porque la seguridad me da como una tranquilidad y me hace sentir a gusto.  Y cuando estoy a gusto, me siento más feliz. Y la felicidad es el objetivo, ¿verdad? Y sueño con una comunidad que pueda florecer y prosperar y llegar a experimentar todas las cosas que quieren en la vida. Y eso es lo que quiero “.

Lia: “¡Sueño despierta porque ya lo veo! Sueño con que sigamos avanzando como elefantes , gigantes de la mano, abriendo grietas a este cis-tema tan letal para nuestras vidas trans*cesrrales, porque hemos existido siempre. Sueño con que encendamos luces para alumbrar más caminos y no sobre fotografías de Unx más asesinadx. Sueño con ver mas sonrisas de pequeñxs por la alegría de ser reconocidxs. Sueño con hacer que solo haya inicios y no más finales. La  remembranza también es para decir que estamos vivxs que existimos y resistimos y que juntxs, desde la piel, haremos que el estado tiemble, porque la justicia no se espera, se teje y la justicia que se teje, se encuentra. Todo lo que hacemos las personas trans es histórico porque son grietas en un mundo de estructuras. Fuimos, somos y seremos resistencia trans. Lo afectivo es lo efectivo. La ternura radical es transformación”.

Un agradecimiento especial a xime izquierdo ugaz por contar la historia de varios activistas de TransLatina en América Latina.

Paid for in part by Mijente PAC, 734 W Polk St., Phoenix, AZ 85007, not authorized by any candidate or candidate’s committee.